Calcular repello de paredes para una casa

Posted by

Calcular repello para paredes de una casa permite conocer las cantidades de materiales a emplear en el proceso constructivo, con lo cual se puede estimar el presupuesto de construcción. Ciertamente, los materiales, rendimientos, dosificación y metodología de trabajo, están ligados al tipo de repello que se desea realizar, de igual manera, los problemas constructivos más frecuentes para cada tipo de repello.

¿En qué consiste el repello de una casa?

El repello es la aplicación de una mezcla fina de cemento, arena y agua, conocida como mortero. Las capas son delgadas y finas para aumentar la adherencia a la superficie y facilitar su trabajabilidad.

Función

El repello de paredes de una casa tiene como principal objetivo aumentar la vida útil de las estructuras en donde se utilice, actúa como mecanismo de revestimiento y protección de las condiciones atmosféricas de la zona. Es por ello que su aplicación debe llevarse a cabo en condiciones adecuadas de temperatura, humedad y viento, lo que garantiza la correcta adhesión, resistencia, elasticidad e impermeabilidad.

Clasificación de los repellos

Repello grueso

Es un revestimiento con mortero para corregir imperfecciones de la superficie y prepararla para futura adherencia en caso de que se necesite colocar otro revestimiento.

Repello fino

Es muy comúnmente utilizado, debido a su bajo costo y acabado aceptable, brindando una superficie de aproximadamente 2mm de espesor.

Repello rústico

Con este tipo de repello se busca crear relieves, darle una apariencia más profunda a las superficies, se deberán emplear diversos materiales para lograr fines estéticos.

El repello de paredes rústico se logra a través de materiales como masilla, betún, estuco, escayola, entre otros. Obteniendo acabados estéticos que simulan la piedra de cantera o imitando las piedras naturales.

Con este tipo de repello se puede adicionar colorantes a las mezclas para darle un acabado específico a las paredes, como es el caso de las superficies trabajadas para imitar al mármol.

Materiales y rendimientos

Cemento de uso general para repello fino

Resistencia a la compresión

A los 7 días 9.5 Mpa – (Según Norma ASTM C-91 – mínimo 3.4 Mpa).

Su rendimiento ronda los 6 m2 por saco de cemento de 42.5 kg.

Arena

El rendimiento se puede calcular en base a la cantidad de sacos de cemento. Por cada saco de cemento se estiman 0.11 m3 de arena y se le adiciona un desperdicio del 5%.

Madera para acabado liso

Son útiles las reglas de madera canteada, se requiere alrededor de 1 unidad para trabajar un área de 10 m2. Estamos hablando de madera de =  1 pulg. X 1 pulg. X 10 pies.

Dosificación guía para mortero de repello

La dosificación va ligada a la calidad, especialmente de la arena, si es muy gruesa puede variar levemente las cantidades, pero en términos generales se puede emplear una relación

1:4:1

Por cada saco de cemento se emplearan de 4 a 6 cubos de arena, más un cubo de agua.

Para obtener una mezcla con características deseables, que sea trabajable, se recomienda agregar el agua poco a poco, a medida que se mezcla el cemento con la arena.

La cantidad de mortero que se prepare, será el necesario para trabajar en un lapso de 1 hora (posterior al mezclado), de esta manera se garantiza que la mezcla conserve sus propiedades y no se desperdicie material por endurecimiento con su consecuente pérdida de plasticidad.

Clic para ver productos de terminado de repellos

Metodología de trabajo

Humedecer la superficie a trabajar

Puede ser empleada una manguera, o algún medio de aspersión que permita humedecer la superficie que se desea repellar. Esto ayudará a mantener la humedad del mortero, necesaria durante el proceso constructivo. Además de mejorar la calidad y duración del producto final.

Mezclar los materiales para obtener el mortero

Se debe obtener una mezcla manejable, compuesta por agua, cemento y arena, cuya dosificación permitirá la trabajabilidad durante su aplicación.

Aplicar las capas de repello a las paredes

Las capas deben ser finas, colocadas en espesores que no superen 1 cm, para evitar desprendimiento o un acabado defectuoso. Aunque es recomendable que las capas finales de repello no sean gruesas, en ocasiones el desplome de las paredes obliga a realizar repellos gruesos, los lapsos entre capa y capa deben espaciarse para permitir la adherencia de la capa anterior.

Con una regla larga, usualmente de madera, se nivela con fuerza el mortero adherido a la pared para emparejar.

Finalmente se afinan los repellos para obtener una apariencia fina, uniforme y con un aspecto liso, garantizando el sellado de porosidades y asperezas propias del proceso de colocación del mortero sobre las paredes.

Humedecer los repellos

Finalmente se recomienda humedecer o rociar los repellos antes de que sequen por completo, especialmente en donde las temperaturas son elevadas, dando lugar a cambios bruscos y por ende rajaduras por temperatura.

Como recomendación general, es preferible realizar los trabajos de repello de paredes durante un día nublado con temperaturas no muy elevadas, para evitar cambios bruscos durante el secado de la mezcla, lo que provocará rajaduras en los repellos.

Problemas constructivos y factores que influyen en los resultados

La dosificación para la mezcla está relacionada a la calidad y granulometría de los materiales. Si los materiales no son de calidad adecuada, el resultado tampoco va a ser el esperado.

El agrietamiento de repellos en las paredes se puede prevenir al humedecer las superficies, previo a ser trabajada y una vez haya fraguado la mezcla se debe humedecer nuevamente.

Realizar colado de las arenas provenientes de fuentes naturales, mejora significativamente la calidad de los resultados.

En ocasiones al tocar las paredes se puede escuchar un ruido de vacío en las superficies cuya mezcla de repello no se adhirió completamente a la estructura original y esto puede ocasionar, al cabo de un tiempo tiempo y a raíz de los movimientos propios de la superficie de la tierra en donde se ha edificado (temblores, asentamientos), se rajen e incluso se desprendan las capas de repello de las paredes.

Cuando el repello no se ha alisado de manera uniforme, la pared puede tener relieves o texturas diferentes, incluso desperfectos estéticos como pequeños orificios, entre otros.

Morteros predosificados para repellar paredes

Existe en el mercado una diversidad de productos para lograr acabados específicos al revestir paredes, en el caso de los repellos, se pueden encontrar una amplia gama, los cuales tienen algunas ventajas sobre las mezclas tradicionales.

Dentro de las variedades de mezclas predosificadas, tenemos:

  • Morteros para repellos de 3mm a 5 mm

Puede ser empleado en superficies de concreto, mampostería, ya que es un producto que ha sido modificado con polímeros, microfibras y diversos aditivos, se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores.

  • Mortero para repellos de 5 mm a 20 mm

Mezcla modificada con polímeros, microfibras y aditivos, que puede ser utilizado para trabajar en superficies de mampostería, en superficies de concreto tanto en interiores como exteriores.

  • Morteros con polímeros para repellar con máquina proyectora

Puede trabajarse en capas de 5 mm a 20mm, este producto ha sido modificado con aditivos, lo que permite su utilización sobre bloques de concreto tanto en interiores como exteriores.

  • Mortero flexible repelente al agua para repellar láminas ceménticas

Mortero de tipo flexible para ser utilizado en capas de 1.5 mm, ha sido modificado con polímeros, repelentes de agua y otros aditivos.

Puede ser utilizado sobre láminas de muro seco (drywall), funciona en interiores y exteriores expuestos a lluvia y vientos, evitando la penetración del agua.

Algunas de las ventajas a emplear morteros modificados:

  • Acabados estéticos.
  • Son mezclas ideales que contienen cemento, arena y aditivos especiales, previamente dosificados.
  • Algunas variedades en el mercado contienen formulas hidrófugas, evita la penetración de agua.
  • Mayor rapidez.
  • Menos desperdicios.
  • Mayor limpieza.
  • Menor esfuerzo físico de preparación/colocación.
  • Mayor productividad, al reducir los tiempos de trabajo, lo que se traduce en ahorros, disminución de costos.
  • Disminución de fisuramientos, pulverización y tizado.
  • Mayor adherencia.
  • Mayor plasticidad para mejorar la aplicación en el caso de morteros que se utilizan con máquina proyectora.
  • Producidos con arenas de alta calidad. No son derivados de arena de mar o río.
  • Altas resistencias a la compresión.
  • Al ser mezclas predosificadas, brindan una calidad constante sobre los resultados.

La desventaja de emplear mezclas predosificadas es su costo, en comparación a la mezcla tradicional.

A tomar en consideración:

La mayoría de los albañiles están muy adaptados a la realización de morteros con cementos tradicionales, por lo tanto, en ocasiones no resulta tan ventajoso el emplear morteros predosificados.

Las cantidades de material para realizar las mezclas van a variar, acorde con las necesidades especificas del trabajo requerido.

Clic para ver ofertas de productos para repello

 

EJEMPLO – Para una mezcla tradicional agua, cemento, arena.

Cantidades de material para repellar área de paredes

Ejemplo.

Paso1. Establecer el área a Repellar

Para el ejemplo consideraremos un área = 350m2.

Paso 2. Considerar los rendimientos y desperdicios para los materiales a utilizar.

Paso 3. Calcular cantidades

Para 350 m2 se necesitan:

6 x 350 = 61.3 sacos de cemento.

0.11 x 61.3 = 7.1 m3 de arena.

350/10 = 35 Reglas canteadas.

Paso 4. Resumen de materiales

Una forma rápida de obtener las áreas a repellar puede ser a través del cálculo de paredes de bloque para vivienda, ya que el área es prácticamente la misma, con la diferencia que, para el repello de paredes de una casa se trabajan ambas caras calculadas en el bloqueo.

Manuales para albañilería de paredes


Entradas relacionadas…

3 comments

Deja un comentario