Cemento para pegar ladrillos

Posted by

El cemento que se utiliza para pegar ladrillos, suele ser el de uso estándar, lo que varia casi siempre son las proporciones de la mezcla. El cemento convencional permite una gama amplia de aplicaciones de obra gris.

Mortero de cemento para pegar ladrillos

El mortero que resulta de mezclar arena, cemento, cal (opcional) y agua, permite retener la humedad por periodos más prolongados y así evitar fisuras o agrietamientos por retracción.

Dentro de las características deseables que podemos encontrar en una buena mezcla de mortero están:

  • Trabajabilidad
  • Alta resistencia a la humedad
  • Durabilidad
  • Alta adherencia
  • Resistencia

En estado fresco, las características que destacan en la mezcla son la plasticidad, retención de agua y el contenido de aire. El estado endurecido de un mortero debe tener una alta resistencia y adherencia a las superficies en donde se utilice.

Cómo preparar mezclas para pegar ladrillos

La mezcla que se usa para pegar los ladrillos suele ser similar a la que se utiliza en el repello de paredes o aplanado. Sin embargo, la dosificación del mortero presenta variaciones en relación al uso que se le vaya a dar.

1. La mezcla se prepara en un área que este limpia y libre de humedad.

Mezcla en seco de mortero para pegar ladrillos

2. La arena y el cemento deben ser mezclados en seco, hasta que la tonalidad sea uniforme.

3. Luego se agrega la cantidad de agua necesaria para que la consistencia de la mezcla sea homogénea.

Agua para mortero de mezcla para ladrillos

4. Antes de aplicar la mezcla, se deben humedecer los ladrillos.

Es importante tener presente que la mezcla que se prepare debe ser la cantidad necesaria para ser utilizada en un lapso inferior a las 2 horas.

Dosificación óptima para pegar ladrillos

1 saco de cemento de 50 kg + 7 a 9 cubetas de arena (19 Litros) + 1 cubeta de agua

Lo ideal es realizar el mezclado en una máquina revolvedora, ya que la homogenización de los materiales es más eficiente, además de facilitar la conservación de humedad. Sin embargo, en ocasiones no se cuenta con una máquina para revolver o la cantidad de mezcla que se va a utilizar es muy poca.

Cuántos ladrillos se necesitan en un m2

Si se utilizan ladrillos con dimensiones 24x13x9 cm y el espesor de todas las juntas es de 1.5 cm, entonces se necesitarán aproximadamente 40 unidades de ladrillos por m2.

Tener muy presente que existen ladrillos de diferentes dimensiones, por lo tanto la cantidad varía dependiendo de las dimensiones de cada pieza.

Se requieren aproximadamente 0.025 m3 de mortero por cada metro cuadrado de construcción de pared de ladrillo para pegar las piezas. Este valor esta considerado para juntas de 1.5 cm de espesor y un factor de desperdicio del 5% (si la pérdida de material es mayor, se debe incrementar este factor).

Pisos de ladrillo

Brindan una apariencia rústica, capaz de conferir elegancia y estilo tanto en interiores como en exteriores. Ya sea en habitaciones, salas de estar, cocinas o terrazas, un piso de ladrillo brinda grandes ventajas en cuanto a resistencia y durabilidad. Además, son de gran utilidad en climas fríos, ya que el ladrillo tiende a mantener las estancias cálidas, al retener la calidad del ambiente.

Los pisos de ladrillo requieren la utilización de una mezcla especial (tipo mortero) para la adherencia a la superficie en donde se instalen.

Paredes de ladrillo

Las paredes revestidas con ladrillo pueden aportar grandes dosis de personalidad a las estancias, ya que encaja con diversos estilos de decoración. El ladrillo expuesto luce muy bien en interiores o exteriores, aportan textura y color a los espacios.

Ya sea que se trate de un muro de carga o simplemente una pared revestida con un acabado de ladrillos, siempre será necesaria la utilización de un mortero para su adhesión. En la mayoría de los casos la mezcla que une los ladrillos queda expuesta, lo que la convierte en una parte estética de la zona en donde se instale.

¿Cómo se hace para pegar ladrillos con cemento?

  1. Verificar siempre que la pared lleve la verticalidad adecuada, para ello nos apoyamos en el nivel de mano, los hilos de construcción y la plomada.
  2. Colocar el mortero de manera uniforme sobre la línea horizontal de ladrillos. Una pequeña cantidad de mortero se coloca antes de cada pieza, la misma se empuja un poco para lograr la junta vertical de las piezas.
  3. Ubicar los ladrillos uno sobre otro, de forma tal que la junta o separación vertical y horizontal tengan 1.5 cm de espesor. En ocasiones las deformidades de la pieza de ladrillo requieren de un espesor mayor para lograr la nivelación horizontal adecuada.
  4. Se le deben dar pequeños golpecitos a la pieza de ladrillo para acomodarla, además de que se favorece la adhesión de la mezcla a la pared.
  5. Se retira el excedente de mezcla de ambos lados de la pared.
  6. En caso de ser necesario, se rellena con una pequeña cantidad de mortero la junta vertical entre piezas y se retira el excedente de la parte superior.
  7. Se verifica la alineación con los dos hilos de construcción, que han sido colocados previamente.

Deja un comentario